El blog de Pepe Promedio

¿Qué necesitas saber para poder entender una nómina?

Cualquier persona que trabaja por cuenta ajena debería estar familiarizada con su nómina. Este documento, que recibirá de manera mensual, debe ser entendido por quien lo recibe, pero no siempre es tan sencillo… En nuestro afán por que aprendas el máximo de temas financieros del día a día vamos a explicarte cada detalle para que puedas entender una nómina, comprendiendo todos los conceptos y cantidades monetarias que aparecen.

New Call-to-action

¿Qué es una nómina?

La nómina es un documento que toda empresa debe entregar a cada trabajador. En este documento se recogen varios datos: sobre la empresa que entrega la nómina, sobre el trabajador que recibe la nómina, el periodo al que pertenece la nómina y diferentes cantidades económicas. Además, este documento sirve como justificante del pago del salario y acredita que el trabajador ha pagado la cuota a la Seguridad Social. También indica las retenciones de IRPF que se le han aplicado de cara a la declaración de la renta.

Conceptos para entender una nómina

Para entender una nómina, es necesario conocer las partes por las que está compuesta, los datos figuran en cada parte y qué significa cada apartado y concepto: 

Encabezado

En el encabezado de una nómina constan los datos tanto de la empresa como del trabajador. En los datos de la empresa aparecerán:

  • Denominación social
  • Dirección
  • CIF
  • Código de la cuenta de cotización de la Seguridad Social

Los datos del trabajador que aparecen son:

  • Nombre y apellidos
  • DNI
  • Número de afiliación a la Seguridad Social
  • Categoría profesional o el puesto de trabajo
  • Antigüedad en la empresa

El último dato obligatorio es el periodo de liquidación de la nómina, es decir, el periodo trabajado y por el que se paga al trabajador.

Además de estos datos, en el encabezado pueden aparecer otros datos como el convenio en el que se incluye al trabajador o las cuentas corrientes tanto de la empresa como del trabajador.

Devengos

En el apartado de devengos se incluyen todos los ingresos que percibe el trabajador. Este apartado se divide en dos: devengos salariales y devengos no salariales:

Los devengos salariales son las cantidades que recibe el trabajador como retribución por su trabajo:

  • Salario base. Es el salario mínimo que recibe un trabajador según su convenio y su puesto de trabajo. Es la parte más importante de la nómina.
  • Complementos salariales. Cantidades extraordinarias que recibe el trabajador. Pueden ser por:
    • Horas extraordinarias. Por trabajar más horas de las marcadas por el contrato de trabajo, tanto voluntarias como forzadas.
    • Gratificaciones extraordinarias. Si un trabajador tiene sus pagas extra prorrateadas, aparecerá la parte proporcional en este apartado.
    • Salario en especie. Salario que se recibe pero no de forma monetaria. Puede recibirse en tickets de restaurantes, tickets de transporte o seguro médico, por ejemplo. En la mayoría de casos, esta parte del salario está exenta de impuestos.
    • Primas de productividad. Remuneración por la cantidad y/o la calidad del trabajo realizado.

Los devengos no salariales son las cantidades que recibe el trabajador como bienes y servicios, y no tributan como salario:

  • Indemnizaciones y suplidos. Los suplidos son las cantidades que el trabajador haya tenido que adelantar al realizar su trabajo, como puede ser la gasolina para el desplazamiento del coche. Las indemnizaciones son las cantidades que recibe el trabajador como reparación a algún perjuicio que haya sufrido durante su actividad laboral.
  • Prestaciones e indemnizaciones de la Seguridad Social. Cantidad que recibe un trabajador por sufrir algún tipo de incapacidad o que recibe por tener derecho al desempleo parcial. También puede aparecer alguna prestación por traslado, suspensión o despido.

Deducciones

En esta sección también hay dos apartados. En uno se indican los pagos que hace la empresa por el trabajador a la Seguridad Social para cubrir ciertos gastos que puedan ocurrir, como el desempleo, una incapacidad o la futura pensión:

  • Contingencias comunes. Corresponde al 4,7% de los devengos salariales sin contar los conceptos exentos y las horas extras, con el que se cubre contingencias derivadas de un accidente no laboral,  una enfermedad común o maternidad. 
  • Desempleo. Con esta cantidad el trabajador se garantiza poder cobrar la prestación por desempleo. La cantidad cobrada oscila entre el 1,55 y el 1,6%, dependiendo del tipo de contrato.
  • Formación profesional. Se retiene el 0,1% para futuras formaciones dentro de la empresa. 
  • Horas extraordinarias por fuerza mayor. Se retiene un 2% por esta causa.
  • Horas extraordinarias sin fuerza mayor. Se retiene un 4,7% por esta causa.

En el otro apartado se incluye la retención por IRPF que corresponde al trabajador, y que es una adelanto al pago de la declaración de la renta del año en curso. El porcentaje dependerá del salario anual del trabajador, y está marcado por Hacienda.

Líquido a percibir

Es el importe final que recibe el trabajador, lo que se llama el sueldo neto. Esto es igual a:

Total devengado – Total deducciones 

Por ejemplo, la nómina de este mes de Pepe Promedio tiene como cantidad devengada 2.507,12€ y 512€ en concepto de deducciones, por lo que Pepe cobrará 1995.12€.

Estos son todos los conceptos que debes tener claros para poder entender una nómina. Como ves, son aspectos bastante básicos pero que son clave para comprender cuáles son tus ingresos, retenciones y devengos.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.