El blog de Pepe Promedio

Riesgos financieros: qué son, tipos y cómo evitarlos

Los riesgos financieros existen cuando alguien quiere invertir y, si no se tienen en cuenta, pueden provocar resultados económicos desfavorables. Los mercados financieros son inestables, por ello es necesario conocer este concepto y algunos consejos para reducir el impacto al momento de operar en ellos.

New Call-to-action

¿Qué son los riesgos financieros?

Un riesgo financiero es la posibilidad de que ocurra un imprevisto financiero a causa de los diversos movimientos o cambios en los mercados, ya sea por una mala gestión de los flujos de caja interna o por un estado de endeudamiento elevado. Estos riesgos se pueden presentar mayormente cuando se hacen inversiones.

¿Cuáles son los tipos de riesgos financieros?

Las inversiones siempre estarán expuestas a cualquier riesgo. Para conocer a detalle los tipos de riesgos financieros, a continuación los explicamos:

Riesgos de mercado

Los riesgos de mercado están relacionados con la dinámica de la oferta y la demanda, principalmente con la variabilidad de los precios. Estos precios se manifiestan por factores como la tasa de interés, los tipos de cambio, los índices de precios y los precios de los valores dentro del mercado.

Riesgos de crédito

Estos riesgos se producen cuando una de las partes, es decir, el deudor, no asume sus obligaciones de pago. Por ejemplo, cuando una entidad bancaria otorga un crédito financiero siempre existe la posibilidad de impago, en mayor o menor medida.

En este sentido, existen dos clases de riesgos según a quién se le otorgue el crédito:

  • Crédito mayorista: sucede a raíz de las propias inversiones que hace una empresa u organización. Por ejemplo, la venta de activos.
  • Crédito minorista: es el riesgo que se produce cuando se les concede un financiamiento a personas físicas y pequeñas empresas. Por ejemplo, hipotecas.

Riesgos de liquidez

Este tipo de riesgos se relaciona con la limitación para renovar pasivos en una empresa. Una de las principales causas que lo producen es una incorrecta gestión del flujo de caja.

Es posible que una empresa tenga una alta cantidad de patrimonio, pero a la vez esté en riesgo de liquidez. Esto se deriva de que no tiene la capacidad para transformar esos activos en capital y poder hacer frente a sus deudas y gastos.

Riesgos operacionales

Los riesgos operacionales se producen cuando en una empresa no hay control o existen fallas en los sistemas de información o en la gestión de los recursos, tanto humanos como tecnológicos.

Estos riesgos no siempre pueden medirse de manera objetiva, debido a la complejidad de análisis que conllevan. Para evitarlo, es necesario llevar una inspección minuciosa de las funciones y responsabilidades operacionales.

Consejos para minimizar el riesgo financiero

El riesgo es un fenómeno inevitable en la inversión, pero lo que sí se puede hacer es tener en cuenta algunas acciones con el fin de minimizarlo:

  • Evalúa la rentabilidad de la inversión.
  • Anticípate al futuro y a los posibles cambios.
  • Diversifica el riesgo a través de un portafolio de inversiones.
  • Analiza los resultados obtenidos comparándolos con tendencias del sistema financiero.
  • Utiliza herramientas para la gestión del riesgo y protege tus activos mediante la contratación de seguros.

Los riesgos financieros siempre estarán presentes y serán diferentes según las actividades económicas que realices. Basta con identificarlos y llevar a cabo acciones para minimizar su impacto económico.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.