El blog de Pepe Promedio

¿Qué tipos de inversiones existen?

Una de las maneras de que tu dinero no se vaya depreciando con el tiempo por el mero hecho de tenerlo parado en el banco, son las inversiones financieras. Pero, ¿qué tipos de inversiones existen? ¿Cuál es la relación entre beneficios y riesgos? ¿Cómo funcionan? Estas son las principales preguntas que alguien que no conoce el mundo de las inversiones puede hacerse. Vamos a intentar resolverlas.

New Call-to-action

¿Cuáles son los tipos de inversiones?

Una inversión consiste en asignar una determinada cantidad de dinero a un activo que te va dar rentabilidad en un determinado plazo de tiempo. Si todo va bien, claro. Porque una inversión también puede no generar los beneficios deseados. O incluso puedes perder el dinero que has destinado a la misma.

Si quieres invertir, pero no eres experto, puedes hacer como Pepe Promedio y dedicar algo de tu tiempo a formarte sobre conceptos básicos. Si estás leyendo este artículo, acabas de dar un buen primer paso.

¿Qué tipos de inversiones económicas hay?

Son dos los tipos principales de inversión:

  • Las inversiones financieras son aquellas en las que adquieres productos que no son físicos y se formalizan a través de un contrato. Aquí entran, por ejemplo, las inversiones bursátiles o los fondos de inversión.
  • Las inversiones físicas son aquellas en las que se adquiere un producto físico al que se le va a intentar sacar una rentabilidad. Por ejemplo, la compra de una casa para después alquilarla o la compra de un terreno para venderlo más caro en un futuro.

¿Cómo funcionan los tipos de inversiones?

Los dos tipos de inversiones tienen a su vez una gran cantidad de subtipos. Vamos a destacar los principales tipos de inversión dentro de los dos tipos que hemos comentado:

Inversiones de renta fija

Se trata de una inversión financiera en la cual el inversionista va depositando dinero de manera fija durante un tiempo establecido y, a cambio, recibe un rendimiento por el dinero invertido, que puede ser fijo o no. Esta es una inversión de poco riesgo, y acorde al riesgo que se asume van los beneficios, que también son bajos. Suele estar enfocada para personas inexpertas en inversiones, y personas con un horizonte temporal corto-medioplacista.

Inversiones de renta variable

Las inversiones de renta variable son también una inversión financiera. Funcionan igual que las inversiones de renta fija, pero en este caso no se conoce la rentabilidad ni se garantiza que la haya. Es una inversión con mayor riesgo, pero el beneficio puede ser mayor. Aunque también se puede llegar a perder dinero, si no se establece la inversión para un horizonte temporal largoplacista.

Inversiones en bolsa de valores

Este es uno de los tipos de inversiones más populares y conocidos. Aquí es posible la compraventa de acciones o instrumentos financieros dentro de un mercado de valores. Digamos que puedes comprar una porción de una empresa y venderla cuando quieras. Es una inversión de fácil acceso, no requiere una cuantía mínima, pero se necesitan conocimientos para poder obtener beneficios.

Inversiones en divisas

Otra de las inversiones financieras más comunes es la compra y venta de divisas, como puede ser el dólar, el euro, el yen o cualquier moneda de curso legal que exista. El objetivo es comprar para luego vender cuando el valor de la divisa suba. Es parecido a la bolsa, pero con la diferencia de que, por lo general, es una inversión con mucha liquidez.

Inversiones en materias primas

Una de las inversiones físicas más usadas es la inversión en materias primas. Por materias primas entendemos, por ejemplo:

  • Energía, como el petróleo
  • Metales preciosos (oro, plata…)
  • Metales industriales (estaño, cobre…)
  • Productos agrícolas
  • Productos perecederos

Estos son productos que se obtienen de la naturaleza, que tienen un valor y que se compran para hacer otro tipo de productos o para ser usados, como la energía. 

Inversiones en bienes inmobiliarios

La inversión en ladrillo es otra de las inversiones físicas más usadas, ya que los bienes inmuebles no suelen perder el valor que tienen, aunque podría suceder, como ocurrió los años posteriores a la crisis financiera de 2008. Aunque por lo general, con el paso del tiempo suelen revalorizarse. Como toda inversión, tiene riesgo, pero lo normal es que se pueda rentabilizar la compra de inmuebles en el largo plazo, ya sea comprando y alquilando, o comprando y vendiendo unos años después.

Beneficios de invertir

  • Crecimiento del capital. La inversión consigue que el dinero crezca con el paso del tiempo, especialmente si se aplica la fórmula del interés compuesto, que implica invertir los beneficios obtenidos por cada inversión para seguir generando rendimientos.
  • Ingresos pasivos. Al poner dinero en un producto rentable, consigues obtener unos ingresos regulares sin necesidad de tener que hacer ningún esfuerzo. Por ejemplo, la renta de un piso de tu propiedad que tienes alquilado.
  • Reducir el riesgo. Si aplicas la estrategia de la diversificación, el riesgo asociado a las inversiones queda mucho más mitigado.
  • Protección frente a la inflación. Al “mover” tu dinero evitas la pérdida de poder adquisitivo asociada a la inflación.
  • Beneficios fiscales. Algunas inversiones pueden dar lugar a deducciones fiscales. Por ejemplo, el dinero que destinas en aportaciones a un plan de jubilación, o las ventajas fiscales al constituir una renta vitalicia del PIAS (Plan Individual de Ahorro Sistemático.
  • Alcanzar las metas financieras. Su mayor beneficio es que te permite alcanzar las metas financieras que te has marcado a largo plazo, como poder jubilarte antes o comprar una casa.
  • Aprendizaje y desarrollo personal. Cuanto más aprendes sobre finanzas, mejor capacidad tienes para tomar decisiones informadas en el aspecto económico, y en otras áreas relevantes de tu vida.

¿Qué tipos de inversiones son rentables?

Todas las inversiones implican un riesgo, porque el mercado puede sufrir diferentes vaivenes. Lo que ahora da buen rendimiento, podría no hacerlo dentro de unos meses. Es precisamente por ello, que la estrategia de inversión más inteligente es la que se basa en la diversificación.

Se trata de repartir el dinero entre diferentes productos. Así, si uno deja de ser rentable, las ganancias generadas por el resto compensarán la pérdida.

Estos que hemos visto son algunos de los tipos de inversiones más conocidos y utilizados, pero hay muchos más. Debes tener claro que, a mayor riesgo mayor rentabilidad, y viceversa. Por lo que antes de invertir, te recomendamos asesoramiento para tener las cosas claras. De hecho, así lo hicieron Pepe Promedio y su familia y, después de asesorarse, ahora pueden disfrutar de la tan ansiada libertad financiera.

New Call-to-action

__________________________________________________

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

Queremos explicarte el caso de Luis Pita...

Mi nombre es Luis y mi libertad financiera es de 14 años. Es decir, si mañana dejase mi empleo, podría mantener el mismo nivel de vida sin trabajar hasta 2038.

Soy autor del best seller “Ten peor coche que tu vecino” y me has visto enseñando ahorro y finanzas personales en TVE, Telecinco, Cuatro, La 2, Telemadrid y las principales radios.

Si quieres disfrutar de tanta libertad financiera como yo, te interesa este curso gratuito:

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.