El blog de Pepe Promedio

Alcanzar la estabilidad financiera es más sencillo de lo que crees

Debido a la proliferación de trabajos precarios, temporales y mal pagados, a la mayoría de la población lo de alcanzar la estabilidad financiera le suena a ciencia ficción, porque se suele pensar que es algo que solo está al alcance de las personas que tienen sueldos altos. Pero no es así.

Si estás cansado de que mirar tu cuenta cada fin de mes se convierta en un suplicio, sigue leyendo, te vamos a dar algunas claves para que tu economía mejore sin necesidad de que tengas que buscar un nuevo empleo.

New Call-to-action

La estabilidad financiera personal

Tener estabilidad financiera es sinónimo de contar con recursos económicos suficientes para hacer frente a los gastos, tanto a aquellos que son habituales y tenemos planificados como a los gastos inesperados.

Conseguirla no es sencillo, pero tampoco estamos hablando de algo que sea imposible para una persona con ingresos medios. La clave está en hacer algunos ajustes en tu día a día y supervisar muy bien lo que gastas.

¿Cómo garantizar la estabilidad financiera?

Como siempre que se trata de finanzas, la mejor herramienta que tienes a tu disposición es la educación, porque debes ser consciente de la importancia de la estabilidad financiera, y para ello es necesario que estés al tanto del funcionamiento de la economía y las finanzas en la actualidad.

No es necesario que te conviertas en un experto, pero sí hace falta que manejes algunos conceptos básicos para que puedas tomar tus decisiones con mucha más seguridad.

Comprende cómo funciona el contexto económico y financiero actual

Desarrollar un poco de cultura financiera nunca viene mal. Con herramientas sencillas como nuestro blog puedes empezar a manejar conceptos relacionados con los ingresos y los gastos.

Es importante que estés al tanto de cuestiones como el funcionamiento de las cuentas corrientes, los diferentes tipos de pensiones que existen, qué implica cotizar a la Seguridad Social, qué es una nómina, cómo se hace la declaración de la Renta, etc.

Poco a poco irás adquiriendo un mayor dominio sobre el tema, y esto te ayudará a tomar mejores decisiones con respecto a tus ingresos y los gastos a los que tienes que hacer frente.

Consigue seguridad para tomar decisiones financieras de manera independiente

Como acabamos de señalar, a medida que se amplía tu cultura financiera puedes tomar decisiones de tipo económico con un mayor fundamento. Así, podrás decidir que producto de inversión es más interesante para ti, si los fondos de inversión o los unit linked, por ejemplo.

Consejos para mejorar la estabilidad financiera de tu hogar

Establece tus objetivos, metas y sueños

Conseguir la estabilidad financiera implica hacer sacrificios. Para que afrontarlos no te resulte tan complicado, es importante que tengas siempre en mente qué es lo que quieres conseguir exactamente, ya que esto te ayudará a seguir adelante incluso si las cosas se complican.

Preahorra

Ahorrar es guardar el dinero que te sobra a final de mes, pero si no ganas demasiado es posible que a últimos de mes no te quede nada para guardar. Por eso, la clave está en el preahorro, que implica que te pagues primero a ti mismo.

En cuanto recibas tus ingresos mensuales pon en una cuenta el dinero que quieras reservar. Así te aseguras de que guardas dinero pase lo que pase.

Controla la impulsividad a la hora de gastar

Si organizas tus gastos e ingresos te darás cuenta de que estás perdiendo mucho dinero en cosas que realmente no necesitas, así que empieza a prescindir de ellas. Por otro lado, olvídate de las compras impulsivas.

Antes de comprar algo concédete un plazo de 48 horas. Si después de ese tiempo piensas que lo sigues necesitando, adquiérelo. Verás que, en la mayoría de los casos, una vez superada el ansia inicial de comprar, te das cuenta de que no necesitas ese producto.

Di adiós a tus deudas

Tus deudas se comen gran parte de tus ingresos, así que es hora de intentar reducirlas. Piensa en diferentes fórmulas de ahorro y guarda más dinero cada mes hasta que puedas liberarte de algunas de las deudas pendientes.

En cuanto desaparezcan tendrás mucho más dinero disponible que puedes poner a trabajar para aumentar tu patrimonio.

Mantén a tu familia segura

La estabilidad financiera es algo que se consigue a largo plazo. Como todos estamos expuestos a que nos pueda ocurrir algo, lo más inteligente es proteger a nuestra familia mientras no hayamos conseguido ese colchón económico que queremos.

Una buena alternativa son los seguros de vida. Tienen un coste asequible y con ellos te aseguras de que, si te pasa algo, tu familia tendrá recursos económicos suficientes. Una vez que hayas aumentado tu patrimonio, puedes prescindir de estos productos.

Pon a trabajar tu dinero

No todo es cuestión de ahorro. Si quieres que tu capital crezca de forma más rápida tienes que invertir el dinero que estás guardando. Esto evitará que la inflación haga de las suyas y te haga perder poder adquisitivo.

Si quieres obtener tu estabilidad financiera y la de tu familia, el primer y más importante paso es tomar conciencia y la férrea decisión de lograrlo. Tendrás que ponerte las pilas y llevar a cabo todos los consejos que hemos visto para conseguirlo. Si lo necesitas, pide ayuda. Una visión objetiva y la ayuda de expertos en planificación financiera te permitirá optimizar al máximo tu ahorro y acelerar el proceso hasta alcanzar tu objetivo.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.